Una mañana

 

esta mañana me vi
rodeada de mi bosque verde
sentada sobre las hojas
y la pinocha

respirando con el ritmo de los arboles,
oliendo la savia y la resina,
escuchando el viento y los pajaros,

iluminada por la luz cambiante
que pasaba por el follaje…

como un apendice de la tierra
soy un arbol,una planta,
con mi cuerpo y mi espiritu
latiendo en armonia con la naturaleza-

acà mi vida tiene sentido
y creo entender el plan de dios…

circulando por las sendas
visibles e invisibles de mi ser-

Anuncios